Equidad y género
Diversidad Sexual

El Barrio del Niño Jesús tiene dos iconos que lo representan ante su comunidad.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Carlos Zugasti
Consejo de Cronistas de Tlalpan

Las hermanas Bobadilla Arana, junto a familiares para el arreglo de la Santa Cruz  1938

U

no es la Santa Cruz y el nicho del Niño Jesús, __este último es el que le da el nombre a dicho barrio__.

No obstante, el confinamiento, por las complicaciones de la epidemia ocasionada por el COVID 19, y el obligado alejamiento físico con parientes, amigos y vecinos muchos aceptan estos iconos representativos de la comunidad, porque entre lo real y lo imaginario está el tiempo de lo posible.

En nuestro entorno los redescubrimos, no como algo extraño que irrumpe la realidad, en cambio, si lo aceptamos, tenemos conciencia de que son reales, porque coexisten con nuestro entorno y los aceptamos como referencia de identificación.

El Nicho del Niño Jesús se localiza en el vértice de la calle de José María Morelos y Niño Jesús.

La Cruz Santa o la cruz del Barrio. Está localizada en el vértice de las calles de Miguel Hidalgo y Niño Jesús.

Al igual que muchas costumbres derivadas de consejas religiosas, de actos devocionales o de leyendas, el símbolo de la cruz forma parte del patrimonio tangible del barrio y está representando por una cruz sencilla sin ornamentos, ni añadidos, colocada sobre un pequeño zócalo que le proporciona mayor altura.

Hasta donde se sabe por medio de la comunicación oral transmitida por décadas y décadas, la colocación de la cruz sobre un montículo se originó como un símbolo o señal limitante de la propiedad de parcela, huertas y propiedad de una ladrillera.

Aquel montículo con la cruz de madera con el paso del tiempo adquirió identificación, respeto y para algunos formó parte de su integración a los conceptos religiosos.

De acuerdo con notas de algunos cronistas que se ocuparon de relatar la fenomenología social de dicho símbolo, referían que, a partir del inicio del siglo décimo noveno, cuando el crecimiento poblacional, sumado al surgimiento y expansión de nuevos asentamientos no tan solo en el barrio sino en todas las ciudades, provocó que, muchos agricultores abandonaron el campo para trabajar como peones y albañiles en los procesos de la construcción.

Entre las tradiciones que estos trabajadores llevaron del campo a sus barrios y ciudad, estuvo la veneración a la Santa Cruz, símbolo al que se encomendaba para ser protegidos de accidentes y otras eventualidades en sus trabajos.

Esta costumbre, fecha y conmemoración se celebra el 3 de mayo de cada año y se festeja a los albañiles, peones, maestros de obra ingenieros y arquitectos

La conmemoración este año será al igual que año pasado sencilla, sin misa presencial frente a la cruz, el párroco sin duda  pasará en un vehículo a impartir bendiciones y por el altavoz emitirá alguna jaculatoria o esbozará alguna oración, tan solo para no perder la costumbre, tradición  y dejar en el olvido la fiesta de la Cruz de Mayo que tenía su origen precristiano en el Festejo al Árbol de Mayo o Palo de Mayo en la que los campesinos ofrendaban sus cosechas y se preparaban para las siembras posteriores.  

Sin embargo, en el Barrio del Niño Jesús los mayordomos encargados de los festejos y de las encomiendas religiosas, junto a vecinos y familiares pintaron como todos los años el zócalo de la cruz de blanco, y la misma cruz fue limpiada.

A diferencia de otros años, la comisión de festejos del grupo de esta cofradía no visitó, tocando de puerta en puerta, en casas de los vecinos para solicitar donativos destinados a cubrir los gastos de la fiesta, los adornos, flores, la réplica de cruces de madera, la feria, pero si se invitó a que miembros de la comunidad llevaran sus ofrendas florales al sitio en donde se encuentra la Cruz.

Este año no habrá músicos de banda, se suprimieron los desayunos para los músicos y las comidas para los invitados y por supuesto no habrá el permiso oficial para la instalación de la feria y los juegos mecánicos para el entretenimiento de los niños; la celebración litúrgica se llevará a través de la señal vía internet en Facebook o en YouTube

Probablemente este año no se llevarán los hatos de cohetes para ser bendecidos por el párroco, las monjitas de los conventos cercanos no acudirán con sus canticos para el acompañamiento de las plegarias.

Escribirlo es el primer paso para no olvidarlo, y la añoranza de la libertad, sin confinamientos ni impedimentos es el refugio de cronistas, poetas y escritores.  

Para vivirlo sólo hay que mantenernos en la ambigüedad cada vez que se abren las puertas que hacen transcurrirlas vivencias en el tiempo y en el espacio.

Mapa de sitio

Tu alcaldía
Comunicación
Transparencia

(55) 5483-1500 | Emergencias: 911

Plaza de la Constitución No. 1,
Col. Centro de Tlalpan, C.P. 14000.

Web premiada con el Premio Internacional OX

Contáctanos

Inscripción

Hola, a continuación llena tus datos para realizar la inscripción.

Elige el lugar donde quieres tomar el curso