Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Súbete a mi moto…y vamos al Ajusco

Hace algunas semanas tenía muchas ganas de aventuras y de un poco de aire fresco, no lo pensé más, tomé mi motocicleta y decidí conducir hasta el sur de la ciudad, pero antes pasé por mi novia para que pudiera acompañarme, le dije “Súbete a mi moto…y vamos al Ajusco”.

El Parque Nacional Cumbres del Ajusco es un área protegida y una de las elevaciones que se alcanzan a apreciar desde casi cualquier punto de la ciudad, pues supera los 3,900 metros de altura.

La mejor forma de llegar es tomando la carretera federal a Cuernavaca, y después agarrar el Camino Antiguo al Ajusco, pasando por algunos pueblos originarios de Tlalpan. Nosotros nos detuvimos a desayunar en una fondita del pueblo de San Miguel Ajusco.

Puedes saber que ya llegaste al parque cuando el aire fresco y el olor a pino se vuelve cada mas fuerte, la temperatura también empieza a aumentar así que te recomiendo ir bien abrigado.

El Parque abarca alrededor de 920 hectáreas de vegetación donde predominan los bosques de pino y oyamel.  Si tienes suerte puede que te encuentres algunos animales como el teporingo, tlacuaches, musarañas, algún coyote, zorrillo o gato montés. Eso sí tienes mucha suerte.

Además de poder practicar turismo de naturaleza puedes hacer otras actividades como: gotcha, alpinismo, motocross, renta de cuatrimotos, bicicleta de montaña o simplemente ir a comer en alguno de los establecimientos que por ahí se encuentran.

Este fue un día muy agradable, donde pudimos convivir con la naturaleza y llenar nuestros pulmones de oxigeno fresco. Sin duda volveré a regresar. Así que ya sabes, toma tu moto, auto o bicicleta y ¡rodemos al Ajusco!.

 

El Ajusco Tlapan en pareja

 

Rodando en moto Ajusco

Disfrutemos Tlalpan Ajusco

Disfrutemos Tlalpan 2020. Todos los derechos reservados.

Mapa de sitio

Inscripción

Hola, a continuación llena tus datos para realizar la inscripción.

Elige el lugar donde quieres tomar el curso