Equidad y género
Diversidad Sexual

El largo cabalgar del Plan de Ayala a ciento seis años de su proclamación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Carlos Zugasti
Presidente de la mesa de trabajo
del Consejo de Cronistas de Tlalpan

plan de ayala cronica de tlalpan

E

n su momento, el Plan de Ayala fue una proclama promulgada por el jefe revolucionario Emiliano Zapata, como una parte sustancial de la Revolución Mexicana.

 

Hoy a más de un siglo de distancia en tiempo, ya que este Plan fue promulgado el 28 de noviembre de 1911, desconociendo a Francisco Madero, como presidente de la República, a quien se le acusó de traicionar las causas campesinas.

 

Como parte de los quince puntos de la proclama destaca que la Revolución Mexicana estuvo conformada por un enorme conjunto de reclamos y demandas de todos los sectores que conformaban en ese entonces a la sociedad mexicana. Uno de esos puntos, destacaba era el sector campesino, que tenía reclamos en el ámbito agrario pues el despojo y acaparamiento de tierras era avasallador.

 

En dicho plan se sostenía que los campesinos debían de presentar sus títulos de propiedad, la mayoría de los cuales, era de tipo comunal y se habían originado en la época virreinal.

 

Se enunciaba en este plan la adherencia de la Junta Revolucionaria del Estado de Morelos al Plan de San Luis.

 

El líder del frente Campesino en la Revolución Mexicana fue Emiliano Zapata y sus demandas quedaron en dicho plan, este documento fue firmado en primera instancia por Emiliano Zapata, José Ruiz y Otilio Eduardo Montaño, originario de Villa Ayala, quien era un maestro de escuela mal pagado, y vivía en situación apremiante por sus carencias familiares. El profesor Montaño realizó sin duda un excelente texto, que ha servido como inspiración en el transcurso del tiempo.

 

__Posteriormente sucumbió fusilado, como era de esperarse, ante un juicio somero e incompleto y fusilado bajo las ordenes de Manuel Palafox, cuyo mote era el Ave Negra__.

 

Este documento fue firmado por más de cuarenta coroneles y capitanes.

 

Entre las consignas más importantes de dicho Plan fue el Reparto de Tierras que habían acaparado los hacendados, así como la restitución de los terrenos despojados durante el porfiriato

 

Destacan dentro del Plan de Ayala el énfasis de declarar inepto para realizar las promesas de la revolución a Francisco Madero, quien fue su autor al igual que se le desconoce como jefe de la Revolución y Presidente de México; y se reconoce a Pascual Orozco como el nuevo Jefe de La Revolución, y en caso de no aceptar, el cargo pasaría a Emiliano Zapata.

 

En dicho documento se señalaba que los terrenos, montes y aguas que fueron tomados por los caciques y hacendados serán devueltos a las personas que tenían el título de propiedad, y se expropiarían los terrenos acaparados por los poderosos para repartirlos entre quienes no tenían posesión de ningún terreno, utilizando para ello el método de las leyes de amortización instituido por Benito Juárez con los bienes de la Iglesia.

 

Se apercibía, además que los jefes militares afines a Madero que se opusieran al Plan de Ayala serían juzgados como traidores.

 

Los gastos de guerra estarían regidos por el Plan de San Luis.

 

Al término de la Revolución se designará a un presidente interino para que este convoque a elecciones. Y los jefes principales deberán designar al gobernador de cada Estado para que también convoque a elecciones y organice el poder público.

 

A la fecha y después de mas de un siglo dicho documento sigue siendo una brújula que marca el rumbo de muchas comunidades y muchos gobiernos lo han utilizado como una plataforma de sus actuaciones y actividades políticas

Mapa de sitio

Tu alcaldía
Comunicación
Transparencia

(55) 5483-1500 | Emergencias: 911

Plaza de la Constitución No. 1,
Col. Centro de Tlalpan, C.P. 14000.

Web premiada con el Premio Internacional OX

Contáctanos




Si No

Términos y condiciones